BEGIN TYPING YOUR SEARCH ABOVE AND PRESS RETURN TO SEARCH. PRESS ESC TO CANCEL

Carta a Marlon Puertas, Editor del Diario Hoy

Con relación a la entrevista con título ‘Soy amigo de Rafael Correa, pero eso no me condiciona‘ publicada en Diario Hoy el 3 de julio de 2011, me permito hacer las siguientes acotaciones:

La prensa escrita tiene una potencial particularidad de afectar la verdad, y es que a la hora de escribirla como noticia, el sesgo político con el que el escribano actúa, puede hacerla devenir en mentira que queda impresa de manera permanente.

Hago esta reflexión ya que su “inmediatez” para rectificar tarda no menos de 24 horas, en el mejor de los casos, y a veces las mentiras “rectificadas” no son leídas por la misma persona, dado que las aclaraciones las ubican lastimosamente, en un espacio diminuto en la esquina menos visible del periódico.

El incumplimiento de principios éticos y deontológicos es un ejercicio de estafa para lectores y anunciantes que pagan por información veraz, y que lamentablemente están dejando de encontrarla en sus hojas. Noticias que no son noticias sino un hilado de letras, tejidas para descalificar o inventar hechos que ofenden la dignidad de las personas, arrasando derechos fundamentales y defraudando preceptos constitucionales.

El día de ayer, su diario, en la página 10, en el contexto de una entrevista a Galo Chiriboga, afirma sin el mínimo escrúpulo, que el Presidente Correa va a vivir en La Viña y asevera “Entonces va a ser vecino del presidente Correa, por ese sector está construyendo su nueva casa, según informó” y continúa “Se va a mudar, el sábado pasado en su enlace, el presidente dijo que está construyendo su nueva casa..”.

¿De dónde obtienen semejante versión? El Presidente no está construyendo una nueva casa, peor en La Viña, esto es absolutamente falso. ¿Será acaso ésta una nota de farándula que inventa chismes para provocar escándalo? Así es como generan rumores que después quedan marcados en la honra y dignidad de las personas.

Afirmar como verdadero un hecho falso en preguntas a un tercero, dimensiona la mala intención del cronista, quien intenta sorprender al entrevistado para construir realidades sin fundamento.

Por ello esperamos una justa y proporcionada corrección de este grave error, sin perjuicio de ponerlo en los tribunales ciudadanos para que la gente juzgue la calidad de su propuesta informativa.

Atentamente,

Fernando Alvarado Espinel

1 Comments

  1. Ok, ¿cuándo hemos visto a El Ciudadano, o a los enlaces sabatinos, o las cadenas del gobierno hacer una rectificación, o permitir a los afectados expresar su punto de vista?

    ¿O es que, a diferencia de la prensa corrugta, el gobierno nunca se equivoca?

Comments are closed.