BEGIN TYPING YOUR SEARCH ABOVE AND PRESS RETURN TO SEARCH. PRESS ESC TO CANCEL

Carta al Nuevo Herald de Miami

Con respecto a la nota de Gina Montaner de título ‘Correa contra El Universo’, publicada el 25 de julio del 2011, es necesario hacer las siguientes aclaraciones y precisiones:

1. La razón por la cual no se evidencian protestas multitudinarias a favor de Emilio Palacio y los directivos del diario El Universo es clara: la ciudadanía está consciente de que la libertad de los periodistas para expresarse en los medios de comunicación termina donde empieza el derecho de los demás a no ser engañados ni injuriados. Los ciudadanos saben que no se puede defender lo indefendible, conocen claramente que Emilio Palacio injurió y que, desde hace tiempo, venía haciendo uso de su libertad de expresión, sin responsabilidad. Esa es la razón por la cual las únicas manifestaciones a su favor fueron las protagonizadas por los empleados del diario guayaquileño, respaldadas por periodistas amigos de otros medios privados e, incluso, por políticos de oposición. Por otro lado, hubo también ciudadanos organizados por voluntad propia quienes, en Guayaquil y Quito, manifestaron masivamente el respaldo a la decisión judicial que busca garantizar el derecho al honor y a la dignidad de cualquier persona que haya sido ofendida o vejada mediante información falsa, como, en este caso, lo hizo Emilio Palacio en su artículo ‘No a las Mentiras’.

2. La sentencia del juez Juan Paredes deja como precedente la obligatoriedad de respetar a los demás y de ejercer la libertad de expresión con responsabilidad. Sería correcto que la columnista Gina Montaner precise si tiene evidencias de que el juez obedeció órdenes de “más arriba”, como lo señala en su artículo. Esa acusación es muy grave y merece ser investigada. En caso de que sus afirmaciones no se apeguen a la verdad, solicitamos al Nuevo Herald que analice la actitud de su columnista, quien podría estar haciendo acusaciones infundadas.

3. El 30 de septiembre de 2010, al enterarse de una sublevación de policías que no estaban “sindicados”, como equivocadamente afirma la columnista Gina Montaner, el Presidente Rafael Correa fue personalmente a dialogar con ellos para explicarles que estaban siendo mal informados. Sin embargo, un grupo de policías, posiblemente vinculados a golpistas, respondieron con insultos, proclamaron loas a un político de oposición, y amenazaron de muerte al Presidente. Para la tarde, la gran mayoría de policías del resto del país supo que habían sido engañados por un minúsculo grupo y, poco a poco, retomaron sus funciones de dar protección a los ciudadanos, quienes había quedado indefensos por culpa de unos pocos irresponsables y antipatriotas amotinados.

4. Emilio Palacio en su artículo ‘No a las Mentiras’ (el cual motivó al juicio), no escribió que “había indicios”, como interpreta la señora Montaner. Al contrario, acusó al Presidente de “haber ordenado fuego a discreción y sin previo aviso contra un hospital lleno de civiles y gente inocente”, imputándole “crímenes de lesa humanidad”. Palacio nunca ha presentado pruebas para realizar tan graves acusaciones, y, según nuestra legislación, eso constituye incurrir en injurias calumniosas. Tampoco aceptó retractarse inmediatamente como lo habría hecho un periodista responsable.

5. El Presidente ha dicho, públicamente, que no permitirá el cierre del diario, tampoco se beneficiará del dinero que fijó el Juez. El total de la indemnización irá al proyecto Yasuní ITT, que tiene como meta dejar 856 barriles de petróleo bajo tierra a cambio de compensaciones económicas que se están solicitando a la comunidad internacional, a empresas y a personas preocupadas por el ambiente. El Primer Mandatario ha recalcado puntualmente: “La indemnización que finalmente se llegue a determinar: Será destinada íntegramente a la iniciativa ambiental Yasuní ITT, ni un solo centavo será para mi patrimonio personal… Todo para la Patria, nada para nosotros”.

6. Los resultados de la Consulta Popular del pasado 7 de mayo en el Ecuador, que fueron ampliamente aprobados por el pueblo ecuatoriano, apresuran algo que ya estaba contemplado en la Constitución: la creación de un Consejo que desarrolle la comunicación y regule los excesos que afectan los derechos. Lamentablemente, los medios de comunicación han sido incapaces de autoregularse y la gran mayoría de ecuatorianos ha decidido en dos ocasiones (en la aprobación de la nueva Constitución y en esta última Consulta Popular) ponerle un freno a los abusos.

7. El pueblo ecuatoriano ya ha tomado cartas en el asunto para evitar la impunidad de los que se han creído intocables. A partir de este precedente, lo que se espera es una actitud responsable y seria de quienes han pretendido manipular la opinión pública con base en el insulto y la mentira.

Esperando que estas precisiones sean tomadas en cuenta para futuros análisis, me suscribo.

Atentamente,

Fernando Alvarado Espinel

6 Comments

  1. Jorge Norero

    Oportuna comunicación para evitar la especulación mediatica sobre el caso Correa-El Universo. Falto señalar que el juicio no esta ejecutoriado, que hay otra instancia de tal manera que lo sentenciado por el Juez no esta en firme.

  2. Muy bien mi estimado, el pueblo ya no les cree a estos que se creen los “dueños de la verdad”…seguimos avanzando compañero…saludos

  3. Alejandra Andrade Moreno

    Brillante, puro sentido común bien plasmado! Los buenos aún somos mayoría…adelante!

  4. Ivàn Timoshenko Delgado Martìnez

    Estoy plenamente de acuerdo con lo que expresa Fernado Alvarado en su extenso comentario que abunda en razones jurìdicas y èticas sobre la misiòn del comunicador social. Lo que hace Palacio y todos aquellos que demostan contra el presidente Correa, la revoluciòn ciudada y el socialismo del siglo XXI, no es otra caso que una muy bien orquestada campaña mediàtica para intentar desacreditar el proyecto de cambio que rompe con viejos paradigmas.
    Debemos, de consuno, unirnos para en derecho todos los ecuatorianos poder defender nuestra honrra. Tambièn debemos hacer conciencia de que es nencesaria exista una ley que regule la actividad de los medios para que existe responsabilidad ulterior para los que expresan sus puntos de vista.

  5. Eduardo Jiménez E.

    Esta carta no es sino la repetición cansina de argumentos falaces que ha tenido la pleya gobiernista en Ecuador para arremeter contra quienes han identificado como enemigos. En efecto, Rafael Correa y su gobierno cumple con dos de los tres significados que a “dictador” le atribuye la Real Academia de la Lengua. El señor Correa abusa de su autoridad o trata con dureza a los demás (veanse las sabatinas) y se arroga o recibe todos los poderes políticos extraordinarios y los ejerce sin limitación jurídica (estados de emergencia sin fiscalización).
    Además, parece que el señor Alvarado merece regresar a la primaria para aprender a leer. En el párrafo de la tal acusación, el autor usa un futuro potencial. Es un escenario que pudiera darse si se da paso a las mentiras, tal como ahora en Ecuador. No es ni remotamente una acusación directa pues condiciona a que un futuro presidente pudiera hacerlo o no, no dice que ese presidente debiera o deberá hacerlo.
    Finalmente, que petroleo tan caro tiene el Yasuni! 856 barriles a 40 millones de dólares?
    Yo creo que la fatiga ya va mostrandose en algunos de estos coriferos, a quienes la moral ya les abandonó hace rato.

  6. 1. No hay multitudinarias marchas porque el sr. Placio no tiene burocratas a quien obligar a salir a las marchas.
    2.-El dictamen flash de un juez ocacional de salida deja más que dudas.
    3.-El presidente fue a dialogar o a ponerse histerico ?
    4.-Yo lo que leí es una CONJETURA, y en todo caso quien ordeno el rescate al presidente?, se disparo o no al hospital?,cuantos murieron y que balas los mataron ?ya se ha contestado esto?
    5.-Y si no se da el proyecto ITT que es lo mas probable que haran con el dinero Correa?que van ha decir “conste la voluntad?”
    6.-En la consulta no fueron AMPLIAMENTE aprobados ninguna pregunta
    7.- El pueblo Ecuatoriano tambien se da cuenta que esta revolución no pasa de rebullicio
    6.-

Comments are closed.