EL TÚNEL DEL TIEMPO DE BLASCO PEÑAHERRERA

By | marzo 17, 2014

Blasco Peñaherrera Solah parece haber entrado en el túnel del tiempo con el propósito de trasladarse a la época en la que gobernaba su líder, el ex presidente socialcristiano León Febres Cordero, en los años ochenta.

No hay otra forma de explicar las razones de su conducta.

Por ejemplo, llega al edificio donde funciona la Secretaría Nacional de Comunicación (SECOM) sin cita previa, con un extraño rictus de frustración y rabia en su rostro, y exige que se lo atienda.

Su actitud es la de un patrón, como si fuera “el dueño del país”, al puro estilo Febres Cordero.

Como olvida que ya no es patrón de nada y que el país, por fin, cambió en beneficio de los ciudadanos y ha dejado de ser la hacienda de los oligarcas, al no lograr que se le reciba muestra todo su cinismo al decir que yo me escondo de él. Yo no recibo a patanes, menos sin previa cita.

Algunos medios de comunicación, alineados a todo lo que sea en contra del gobierno de la Revolución Ciudadana, reproducen sus desaliñados gestos y crispadas declaraciones, por supuesto a esa prensa no se le ocurre preguntar lo elemental:

- “Señor Peñaherrera, ¿hizo usted alguna solicitud para que lo reciba Fernando Alvarado?”

- “Señor Peñaherrera, ¿conoce usted que el Secretario de Comunicación seguramente tiene una agenda diseñada con anticipación para cumplir sus funciones y responsabilidades?”.

- “Señor Peñaherrera, ¿cómo alguien que demanda la inconstitucionalidad de la Ley de Comunicación apela a esa misma ley para exigir su supuesto derecho a la réplica?”.

Blasco Peñaherrera seguramente no entenderá estas y otras preguntas porque sigue metido en el túnel del tiempo. Tampoco se ha enterado que, como advirtió el consejero electoral Juan Pablo Pozo, es inmoral la difusión de encuestas en redes sociales. Lo dijo a Ecuador Inmediato:

“El hecho de que se utilice una red social para difundir resultados, so pretexto de que el internet no está regulado en el Código de la Democracia, no debería ser un pretexto para violar flagrantemente lo que establece la normativa. Eso es completamente antiético”.

Finalmente algunos acólitos que no vale la pena mencionar, ahora después del show de Peñaherrera, hablan del “mudalar ético del correísmo”, sería bueno que revisen los casos en los que Market aparece como encuestadora chimba, encuestas cuyas publicaciones favorecían a los de su tendencia, y luego los resultados fueron considerablemente opuestos.

A otros con sus bravuconerías y burdos insultos, quiere Peñaherrera borrar sus amenazas y ofensas, ciertos medios con desvergüenza las ignoran por completo, como si no existieron.

Fernando Alvarado E.


6 Comments

Rebeca Paladines on 17 marzo, 2014 at 5:54 am.

Estimado Fernando
El Ecuador tiene claro quien es quien, y lo mejor es que compara, analiza que el Pais cambio. A esos que se pasan criticando e intentando desacreditar al Gobierno, se los invita a ganar elecciones y una vez que lo logren poder ser referente de algo ya que nunca lo han sido..
Viva la Revolucion Ciudadana.

Pablo Medina on 17 marzo, 2014 at 7:05 pm.

Estimados:

Esto no se refiere a quien tiene o cree tener la razón, defendiendo razones personales el Sr. Peñaherrera tiene derecho a réplica por los insultos dados por el señor presidente respeten la ley que uds mismo defienden.

Luis Betancourt on 20 marzo, 2014 at 12:40 pm.

Aquí no se trata de ser o no ser de un partido político, porque no dar la oportunidad de que el Sr. Peñaherera de su punto de vista o se defienda de lo que el Sr. Presidente asevero, he ahí la democracia, eso demostraría que todos tenemos el mismo derecho y deberes, por que ese miedo , acaso tiene rabo de paja ??????

Juan Pablo Cueva on 22 marzo, 2014 at 5:36 am.

Está claro que a Blasco Peñaherrera, se le ha negado injustamente su derecho a la réplica. Es tan simple como eso.
Al contrario de lo que piensan, si la gente del gobierno se diera cuenta que es necesario defender los derechos del adversario, como los de cualquier ciudadano, por el bien de la democracia, se ahorrarían tanta crítica que reciben y les iría mejor en la política. Estamos convencidos ya que la crítica que reciben a diario por sus actitudes antidemocraticas eventualmente conducirán al fin de su estancia en el poder.