BEGIN TYPING YOUR SEARCH ABOVE AND PRESS RETURN TO SEARCH. PRESS ESC TO CANCEL

“La vaca se olvida cuando fue ternera”

Pese al tiempo transcurrido, esta es mi respuesta al artículo de la Concejala de Guayaquil, Susana González, por el Partido Social Cristiano (PSC) – Madera de Guerrero, publicado en el portal La República, el pasado 22 de septiembre del año en curso, titulado “El talante de Rafael Correa”. Al respecto, me permito puntualizar lo siguiente.

La escena no es nueva: políticos opositores manipulando la información sobre las lamentables secuelas que dejan la imprudencia e irresponsabilidad de personas que participaron en manifestaciones violentas en contra del Gobierno Nacional, para endilgarle improperios al Presidente Rafael Correa. Esto pese a que, como quedo demostrado, los estudiantes que participaron en las protestas del pasado 17 de septiembre fueron manipulados por personas infiltradas, los conocidos tirapiedras.

Todo responde a una estrategia de desestabilización. De esta manera, a través de la prensa mercantilista se triplican las cifras y se tergiversan los hechos con el propósito de victimizar a los agresores y argumentar que el Gobierno criminaliza la protesta social.

Para su conocimiento, como informó el Presidente Rafael Correa, los 53 detenidos son mayores de edad. El 30% de estos no son estudiantes de los Colegios Montúfar y Mejía. Además, los detenidos son juzgados en unidades de flagrancia, gracias a las reformas al sistema de justicia, que tanto usted como otros políticos opositores critican.

En este sentido, pedirle perdón al Primer Mandatario carece de todo sentido y razón. ¿Por qué? Simple. Porque el Presidente no tiene nada que ver en este asunto que respecta al orden público. El Jefe de Estado no es el agredido, a diferencia de los casos que usted menciona en el artículo, en los que, además de ofender la honra y dignidad del Presidente Rafael Correa, se lo culpó de crímenes de lesa humanidad.

En todo caso, como el Primer Mandatario manifestó, las disculpas deberían estar dirigidas a la ciudadanía, particularmente, a los más de 20 policías heridos (dos de ellos de gravedad) y sus familias –sobre los que usted no menciona nada al respecto–, quienes actuaron con el debido profesionalismo para contener estos actos violentos.

Asimismo, es importante aclarar que el hecho de solicitar las respectivas disculpas cuando nuestra honra es vilipendiada no refleja nuestro talante, como González afirma. Además, reitero el Jefe de Estado no ha pedido disculpas a ningún momento por este hecho. Al respecto, el Gobierno Nacional siempre se ha mostrado abierto al diálogo abierto y respetuoso, sin la necesidad de incurrir en actos violentos para escuchar las demandas de los diferentes sectores.

Aprovecharse del dolor y de las calamidades que están viviendo estas familias para imputar calificativos y críticas sin fundamentos en contra del Gobierno Nacional a través de los medios de comunicación, es igual de irresponsable que las prácticas politiqueras de líderes inescrupulosos que hacen lo que sea para desestabilizar la actual administración. Déjeme decirle que esto demuestra que usted es la que no posee un talante democrático y consecuente.

Es una pena que Susana Gonzáles, como concejal socialcristiana, hable del talante del Presidente Correa y se haya olvidado del famoso “ven para mearte…” del líder socialcristiano y actual alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot. Al parecer, la concejala también ha olvidado el descaro con el que León Febrés Cordero defendió a los banqueros, con su célebre frase “Yo no me ahuevo”.

Asimismo, la concejala se refiere a la “falta de independencia de la justicia” y omite hechos lamentables como los tanques antimotines que ordenó Febrés Cordero que rodeen la Corte Suprema de Justicia para impedir el ingreso de jueces. Por otro lado, González se jacta de la “solidaridad” de Jaime Nebot y se olvida de que encabezaba iniciativas como los escuadrones volantes que mataron a gente inocente, subestimando el respeto a los Derechos Humanos, y al parecer también olvida cómo la Policía Metropolitana de Guayaquil garroteaba a vendedores informales, personas inocentes que solo pretendían ganarse la vida de forma honrada.

Hay políticos opositores que olvidan por ignorancia y / o conveniencia las violaciones y atropellos que cometieron los representantes de sus partidos políticos. En cambio, acusan con total cinismo al Gobierno Nacional en base a mentiras y calumnias con el propósito de desestabilizarlo. Como reza el dicho popular, “la vaca se olvida cuando fue ternera”.

A propósito de Juan Montalvo, cuyas ideas González trae al presente para justificar algo con lo que él estaría completamente en desacuerdo, es necesario también recordar sus palabras sobre el ejercicio, muchas veces irresponsable, de quienes usan los medios de comunicación, para afectar la dignidad de otros sin fundamento: “Si en vez de estos papelones de hoy que se llaman periódicos; estas sábanas de Gargantúa llenas de manchas y costuras mal hechas, tuviésemos un hojita diaria de Addison o un ensayo de Miguel de Montaigne, menos cabezas se rompieran y menos honras se empañaran…”.